Camarada
Michele Capuano,
Secretario Nacional de Democracia Popular-Izquierda Unida - Roma
 
 
Apreciado camarada:  
 
Reciba los más calurosos saludos del Partido Comunista del Perú (Patria Roja). 
El 7 de octubre de este año, nuestro Partido conmemorará el 73 aniversario de su fundación por el insigne revolucionario peruano y latinoamericano José Carlos Mariátegui en 1928.
 
Estos años constituyen una historia ininterrumpida de lucha por la revolución democrátrica y antiimperialista y por el socialismo, al lado de nuestra clase obrera y nuestro pueblo y en solidaridad con el proletariado y las pueblos y naciones oprimidos del mundo. Por ello celebraremos jubilosamente este aniversario.
 
En tal sentido, deseamos contar con su presencia en las  actividades celebratorias a realizar a través de un mensaje de saludo.
 
Agradecemos de antemano su atención a la presente.
Con saludos revolucionarios,
 
 
Alberto MORENO ROJAS
Secretario General del
CC del PC del Perú
(Patria Roja)

 

 

Partido Comunista de Chile 
 
Compañero
ALBERTO MORENO ROJAS
SECRETARIO GENERAL DEL COMITÉ CENTRAL
DEL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ (Patria Roja)
 
Estimado compañero Secretario General:
   
    Por encargo del Comité Central del Partido Comunista de Chile y de todos los comunistas chilenos, me dirijo a Usted, para saludarlo y expresarle nuestros fraternales saludos, con motivo de cumplirse el 73 aniversario de la fundación del PARTIDO COMUNISTA DEL PERU, acontecimiento político y social, inspirado y llevado a cabo por el gran patriota peruano y latinoamericano José Carlos Mariátegui.
    En tan importante fecha deseamos expresarles nuestro convencimiento que el Partido Comunista del Perú (Patria Roja), seguirá por el camino de la defensa y la lucha por las demandas de su pueblo y que estrechará sus lazos con el movimiento comunista, democrático y progresista internacional en pos de la Democracia, la Defensa de los Derechos Humanos, en la perspectiva del socialismo.
    Es, también de trascendencia dejar constancia que entre nuestros Partidos, se ha establecido una relación de amistad que nos permite seguir trabajando en las difíciles condiciones internacionales presentes. Las fuerzas del imperialismo, del modelo globalizante capitalista neoliberal, se aprestan a desarrolar una guerra de agresión  con el pretexto de tomar venganza ante los atentados ocurridos en EE.UU. de Norte América, que hemos rechazado exigiendo se abra un camino para asegurar las paz. Nos complace dejar constancia que nuestros Partidos han coincidido en las apreciaciónes de este peligroso momento, exigiendo se detenga las medidas de represalias y los preparativos de guerra.
       Le deseamos a su partido grandes éxitos en la lucha, en la alianza con su pueblo y en la unidad de acción de todos los revolucionarios. Lo saluda fraternalmente.
 

Gladys Marín Millie
Secretaria General
Partido Comunista de Chile
SANTIAGO, 5 de octubre de 2001

 

PCdoB
PARTIDO COMUNISTA DEL BRASIL

Sao Paulo, 4 de octubre del 2001

Al Partido Comunista del Perú (Patria Roja)
At. Alberto Moreno Rojas
DD. Secretario General

Estimados Camaradas: 

En nombre de la Dirección del Partido Comunista del Brasil y de nuestra militancia tenemos la satisfacción de felicitar a los camaradas por el cumplimiento del 73o aniversario de la fundación del Partido Comunista del Perú (Patria Roja) el próximo 7 de octubre. 

Esta importante fecha transcurre en un momento en que el nuevo gobierno del imperio norteamericano lleva a cabo una ofensiva teninendo como objetivo la subyugación completa de los pueblos y países latinoamericanos.

Al mismo tiempo en que asistimos a esa ofensiva de los EE.UU. en Nuestra América, constatamos con alegría y optimismo realista que por todas partes, en diferentes países de América del Sur, se intensifica la resistencia nacional y popular. 

Así, felicitamos al PC del Perú (Patria Roja) por su jornada de persistencia y coraje en la lucha revolucionaria y deseamos muchos éxitos en la conducción de su tarea progresista y democrática. 

¡Viva el Partido Comunista del Perú (Patria Roja)!
¡Viva el internacionalismo proletario!

Saludos fraternales.

José Reinaldo Carvalho
Secretario de Relaciones Internacionales

 

Lima, 15 de octubre del 2001 
Camarada
Michele Capuano
Secretario General de Democracia Popular (Izquierda Unida)  Roma
 
 
Apreciado camarada:
Me es grato saludarlos y al mismo tiempo agradecerles el fraternal saludo envíado por Uds. en ocasión del 73 aniversario de la fundación de nuestro Partido.
 
Vuestro mensaje fue leído en el Acto Central Conmemorativo del Aniversario y recibió una gran ovación. Sin duda, será un gran estímulo para el trabajo y la lucha revolucionarios de nuestra militancia.
 
Con saludos comunistas,
Alberto Moreno Rojas 
Secretario General del Comité Central del Partido Comunista del Perú (Patria Roja)
 
E -Mail: inforepe@terra.com.pe 
www.patriaroja.com.pe

 

+
 ¡Van 73...y seguimos firmes en el socialismo!
INTERVENCIÓN  DEL C. YOMAR MELÉNDEZ ROSAS  SECRETARIO DE JUVENTUDES DEL C.C.  DEL  P.C del P. (Patria Roja) EN EL ACTO CENTRAL POR EL  73º ANIVERSARIO DEL PARTIDO 

 12 de octubre del 2001.

 Muy buenas noches.
Camarada Secretario General.

Camaradas, Amigas y amigos
Jorge Amado, ese gigante de las letras latinoamericanas, expresó hace algún tiempo: “creo que el socialismo es el futuro: el socialismo no depende de usted, de mi ni de nadie. El socialismo es la marcha inexorable de la humanidad.”
Esa certeza, y más, es la fuerza que anima el trabajo y la reflexión de cientos de comunistas jóvenes en el país, que en el campo, en el barrio, en las aulas y en la fábrica, apuestan tercamente por la utopía mariateguista. Nuestra reafirmación no ha sido fácil. Carentes de paradigma y puestos en el bull de la ofensiva neoliberal hemos sabido remontar y darle alegría y color a la propuesta del Nuevo Curso.
Por cierto, no somos los iniciadores, somos más bien los continuadores de una hermosa herencia que, rectificando errores, tiene su mirada bastante fija en el ideal. Hemos aprendido de nuestros viejos camaradas, de la lucha hermosa de los pueblos en el mundo, pero sobretodo, de nuestros mártires. Revolotean en el recuerdo jóvenes militantes con cuyo ejemplo avanzamos: Nguyen Hilares, Erick Torres, Walter Huallany, Walter Bravo, Jesús Alberto Páez y muchos otros. A ellos tributamos emocionado homenaje.
Hoy el mundo es sacudido nuevamente por una guerra imperialista. Los jóvenes hemos sabido colocarnos en la vanguardia y la rechazamos con la misma valentía con la que Carlo Giulliani ofrendó su vida en Génova. Fieles a las enseñanzas del Che cumplimos con el más sagrado de los deberes : “luchar contra el imperialismo donde quiera que esté”. Por eso anunciamos el inicio de una jornada de protestas junto a otros espacios; asimismo convocamos a toda la militancia y amigos al Foro Juvenil Antiimperialista que se desarrollará en noviembre como antesala a la Cumbre Iberoamericana de Presidentes y como paso previo a la grandiosa recepción que ofreceremos al Comandante Fidel Castro Ruz, líder máximo de la Revolución Cubana y modelo de consecuencia y dignidad.
La reflexión, como lo dijimos antes, forma parte de nuestra agenda permanente. Así como bregamos incansables hasta derrotar a la dictadura hoy pasaremos  a una etapa propositiva puesto que, como dice Martha Harnecker, no sólo quedemos en el diagnóstico sino que avancemos en la terapéutica. Nos preocupa que en el Perú, nuestro Perú, el 12% de la  población joven señale que desea otra nacionalidad. Nos sorprende, empero,  que los actuales gobernantes constituyan entidades burocráticas - al interior de las cuales debemos luchar para politizar a la juventud -, y que estamos seguros no podrán resolver las dificultades de empleo, salud, educación, deporte, cultura y recreación.                                                                                                                                                                                                              A ellos, con la misma firmeza con la que derrotamos al fujimontesinismo les decimos: el continuismo será su sepulcro y nosotros sus enterradores.
Sin embargo, se trata no sólo de acabar sino de construir; de plantear una alternativa de sociedad posible y necesaria; de reencontrarnos con la gente y la ética; de volver nuestros ojos a los nuevos actores sociales y junto a ellos consolidar la fuerza social y política que salve al país.
Nuestro efusivo saludo a todas y todos ustedes. Especialmente a los sacrificados y tenaces militantes comunistas de Juventud Popular, a los dirigentes y activistas estudiantiles que aportan en la reconstrucción y reorientación del movimiento estudiantil desde los centros federados hasta la gloriosa Federación de Estudiantes del Perú, a los jóvenes del Movimiento Nueva Izquierda con los que lograremos inscribirnos en el Registro de Partidos Políticos, a los jóvenes comunistas que pronto tendrán su propia organización política:  la Juventud Comunista del Perú.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            
La energía y la rebeldía de todos ellos, con la seguridad en la victoria de la felicidad decimos: VAN 73 ¡CARAJO! ... Y SEGUIMOS FIRMES EN EL SOCIALISMO!

Muchas gracias

 

Llamamiento del Partido Comunista de Israel:
No a la guerra! Respeten los derechos de los pueblos!

  El Partido Comunista de Israel condeno en numerosas ocaciones el uso del terror y especialmente el terrorismo contra civiles, como crimen que puede ocasionar numerosas victimas y que atenta contra los objetivos, que en su nombre estos hechos se cometen. Es en esta optica, que condemanos los criminales ataques perpetrados en los Estados Unidos el 11 de setiembre.
La administracion estadounidense esta usufructuando estos hechos para entablar una guerra contra Afganistan y su pueblo. Los Estados Unidos no quieren realmente resolver la cuestion del terror. El objetivo es otro: cambiar las reglas de juego a nivel internacional, para fortificar su hegemonismo y reafirmar el control que ejercen sus empresas multinacionales en la economia mundial.
La administracion estadounidense fue y sigue siendo el mas fiel aliado de dictaduras sangrientas e incluso de regimenes fundamentalistas. Todo tiempo que estos regimenes estan a su servicio. El actual gobierno afgano llego al poder gracias a la ayuda de los EE.UU y sus aliados. El regimen fundamentalista de los talibanes pudo sobrevivir por el constante accionar de Arabia Saudita y Pakistan en su favor, paises que son aliados de los Estados Unidos.
Es por esto, que el Partido Comunista de Israel, condena los ataques de la administracion Bush y la OTAN que pueden causar la muerte de muchos afganos y una irreparable perdida para la economia de ese pais.
El P. C. de Israel ve con preocupacion, la creciente tendencia a transformar la guerra contra Afganistan, en la politica exterior mas viable de los Estados Unidos con el Tercer Mundo. Existe el peligro, que en este ambiente de histeria guerrera, la administracion Bush defina a otros paises como “terroristas”, tales como Cuba y paises del Medio Oriente, y repita sus agresiones.
El P. C. de Israel esta convencido que ninguna guerra pondra fin al terror, incluso aquella en la cual se utilizan los mas modernos armamentos. El terrorismo se nutre de la creciente pobreza y de las frustraciones de muchos pueblos del Tercer Mundo.
El P.C. de Israel destaca la accion de aquellos que se oponen a la guerra y que condenando al terrorismo estan comprometidos con las luchas de los pueblos oprimidos. Saludamos a los manifestantes en los Estados Unidos, Europa, Japon y muchos otras paises.
El P. C. de Israel llama a la movilizacion de los amantes de la paz de este pais, judios y arabes, y denuncia la cinica politica del gobierno encabezado por Ariel Sharon y Shimon Peres que aprovechan la conyuntura internacional para redoblar la opresion del pueblo palestino, ocupar sus tierras y la construccion de nuevos asentamientos.
El camino de la paz por el que deben transitar los dos pueblos -  el israeli y el palestino - conduce a una sola meta: poner fin a la ocupacion, desmantelar todas las implantaciones, a la solucion de la cuestion de los refugiados palestinos y a la creacion de un Estado Palestino en los territorios -  que contara con Jerusalen Oriental como capital. -

No a la guerra!
No al terrorismo!
Apoyemos la paz justa!
Luchemos por los derechos de los pueblos a la autodeterminacion y la libertad!

Buro Politico del Comite Central Partido Comunista de Israel
9 de octubre del 2001

 
 
PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
COMITE CENTRAL
 
 
Ciudad de La Habana, 1 de octubre del 2001
"Año de la Revolución Victoriosa en el Nuevo Milenio"
 
 
Cro. Alberto Moreno Rojas
Secretario General
Partido Comunista del Perú
 
 
Estimado compañero:
 
En ocasión del 73 aniversario del fundación del Partido de José Carlos Mariátegui, trasladamos a usted y por su intermedio a toda la militancia de vuestra organización nuestros más revolucionario saludo y los deseos de que cada vez sean mayores sus éxitos en la lucha por el bienestar del Perú y de Nuestra América.
 
En este momento crucial que enfrenta la la Humanidad, unámonos para denunciar los avisos de una guerra que no tendrá solución, y sólo traerá más miseria, enfermedades y muerte para las naciones del Tercer Mundo.
 
Barallemos por ¡Salvar la paz con digbidad, con independencia y sin guerras! 
¡No al terrorismo, no a la guerra!
Comité Central Partido Comunista de Cuba

 

MENSAJE DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DEL PERU-PATRIA ROJA, EN EL ACTO PUBLICO CON OCASION DEL  73 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN DEL PARTIDO, A CARGO DE SU SECRETARIO GENERAL ALBERTO MORENO ROJAS



Estimados camaradas y amigos:

En el discurso conmemorativo del 72 aniversario del Partido, el 7 de Octubre del 2000, dijimos lo siguiente:
“Nos encontramos en medio del torbellino de una crisis cuyas manifestaciones abarcan todos los aspectos de la vida nacional. Luego de 10 años de promesas para salir del desbarajuste de fines de los 80s, arrastrados por la ola del mercado y la apertura indiscriminada al capital transnacional, en aplicación implacable de un modelo económico presentado como el único viable, lo que tenemos es un nuevo derrumbe de la eco 

Está claro que el objetivo estratégico de los Estados Unidos no es la captura de Bin Laden, ni siquiera la captura del gobierno de Kabul para sus aliados afganos. Teniéndolos como objetivos tácticos y como pretexto, apunta en realidad a un mayor control del petróleo del Medio Oriente y Asia Central; a extender su influencia, vía la OTAN, al este de Europa, los Balcanes  y Asia Central para meter una cuña entre Rusia y China, que considera rivales estratégicos con quienes confrontará en el mediano y largo plazo; a fortalecer su hegemonía planetaria mediante la presión y el chantaje económico, financiero y militar sobre los países débiles, amenazados de intervención con el argumento de ser santuarios del terrorismo.

 Stephen Johnson, funcionario de la Fundación Heritage, vinculado a la CIA, acaba de declarar hoy para El Comercio: “en Cuba se ve un gobierno que patrocina grupos terroristas internacionales y que tiene vínculos con países como Libia e Irak”. Agrega: “Colombia se ha convertido en el blanco del terrorismo”. Más claro ni el agua. Arbitro del mundo y dueño de la verdad, el imperio decide intervenir donde quiere y como quiere. 

Condenamos la agresión norteamericana en Afganistán y su intervención en cualquier país del mundo. No es el camino para la paz o para eliminar el terrorismo, sino para intensificarlo.

El capitalismo y el imperialismo tienen  en sus manos todas las posibilidades para sacar al mundo del profundo hoyo en que se encuentra. No existe ningún pretexto para justificar la situación en que se encuentra la humanidad. El resultado, sin embargo, es todo lo contrario. En lugar de paz se abre paso la guerra y la intervención militar. En lugar del desarrollo, vastas regiones se hunden en el atraso. En lugar de bienestar, la pobreza extiende su manto. En lugar de trabajo, desocupación en todas partes.

Esta realidad nos convence más de la justeza del socialismo y su necesidad. En el conflicto histórico entre capitalismo y  socialismo, a la inmensa mayoría de la humanidad sólo le queda una sola opción social y económica, también medioambiental y ética: el socialismo. Un socialismo al servicio del ser humano, que entienda al pueblo como el punto de partida y de llegada.

Las fallas y las derrotas sufridas, como lo demuestra el derrumbe de la ex-URSS y otros países de Europa Oriental, no tienen que ver con  el socialismo que teorizaron Carlos Marx  y Federico Engels.  El socialismo como proyecto histórico continúa siendo plenamente válido, y más indispensable hoy que nunca. Están de por medio graves errores y desviaciones, también inexperiencia o arrogancia de quienes tuvieron la responsabilidad de dirigir el destino de países que hicieron la revolución y abrieron paso al socialismo.

Esos errores son conocidos: fosilización del pensamiento y distanciamiento de la realidad, burocratización de los partidos gobernantes, confusión entre partido y Estado, dependencia e imitación ciega de otras experiencias, corrupción en los cuerpos dirigentes, voluntarismo, hegemonismo de gran partido y gran potencia.  También nosotros hemos cometidos errores y sufrido reveses. Los comunistas estamos en la obligación de resumir la experiencia y sacar las lecciones del caso. Pero ninguna dificultad, por grande que sea, nos hará perder la brújula ni la confianza en los ideales que nutren nuestras convicciones.

Necesitamos marchar al ritmo del proceso histórico y representar siempre lo que es nuevo y está en desarrollo. Debemos tomar en cuenta la realidad y no confundirla con los deseos. Estamos en la obligación de mostrar la unidad más estrecha entre la palabra y los actos. Entender que todo lo que hacemos tiene un solo destinatario: las masas populares: punto de partida y de llegada de nuestra acción política.

Es oportuno que recordemos el mensaje vibrante de Mariátegui: “abandonar a los humildes, a los pobres, en su batalla contra la iniquidad es una deserción cobarde...La política es hoy la única grande actividad creadora. Es la realización de un inmenso ideal humano. La política se ennoblece, se dignifica, se eleva cuando es revolucionaria. La revolución será para los pobres no sólo la conquista del pan, sino también lo conquista de la belleza, del arte, del pensamiento y de todas las complacencias del espíritu”.

¿Hay algo más precioso que esta misión concientemente asumida? ¿Algo más digno de la condición comunista que servir lealmente al pueblo? ¿Cómo dudar, entonces, del ideal que nos congrega? ¿Cómo no sentirnos orgullosos de esta trayectoria que viene desde Mariátegui y tiene, en su camino, miles de    hombres y mujeres que lo dieron todo por ese ideal? Sólo entonces entenderemos por qué los revolucionarios debemos ser portavoces de una nueva cultura política y no reproductores de la herencia oligárquica, caudillista, individualista, servil y sectaria, que tanto daño ha hecho a la izquierda y al pueblo peruanos.
El Perú sigue esperando la clase y el partido de vanguardia que una y conduzca a la inmensa mayoría peruanos para la realización de las grandes tareas que necesita cumplir para salir de la dependencia, el atraso, la pobreza, el autoritarismo, el centralismo, la corrupción; que abra ancho cauce a sus potencialidades hasta ahora asfixiadas.  Un Partido que conozca en profundidad lo que es el Perú, su pueblo y su historia, con horizonte estratégico. La pequeña política, esa que vemos sumida en la podredumbre que representa el  fujimontesinismo, que se ahoga en la coyuntura, que se pierde en los trapicheos,  está en la raíz de nuestra tragedia como país. Una política grande para una causa grande: así es como entendemos nuestra misión y nuestra responsabilidad. En eso radica el pensamiento creador, el estilo de trabajo, la actitud comunista de nuestro fundador: el Amauta José Carlos Mariátegui.
La profundidad de la crisis que padece el Perú, y que no es solamente económica, sino también social, cultural y ética - cuyo trasfondo estructural viene de muy atrás-  obliga a las fuerzas democráticas, patrióticas, progresistas, socialistas, a encontrar caminos que lleven a la construcción de una gran unidad para salir del atraso, el subdesarrollo, la dependencia, el centralismo y la pobreza. Los comunistas, solos, no tendremos la fuerza suficiente para acometer esta tarea histórica. Necesitamos la suma de todas las fuerzas políticas, sociales y culturales que estén por el gran cambio que el Perú necesita. Debemos trabajar por el frente único de clases, partidos y movimientos sociales, de todos los que verdaderamente amamos al Perú. La lucha por la unidad la sentimos, por esa razón,  como un objetivo estratégico, y no sólo coyuntural.
En esta tarea adquiere singular importancia  avanzar en la unidad de la izquierda, haciendo para ello todos los esfuerzos que sean necesarios. Necesitamos pasar a su realización concreta, con amplitud de criterio, entendiendo que aún en la izquierda y el socialismo esta unidad no excluye la diferencia. 

Tenemos confianza en el pueblo peruano y en el futuro del Perú. Somos un país con enormes posibilidades y oportunidades desaprovechadas.  Como expresamos en un pronunciamiento público de estos días:  El Perú sí tiene salida. 180 años de vida republicana y frustraciones nos convencen que el camino de dependencia nacional y exclusión de las mayorías seguido hasta hoy, es el mayor obstáculo que encontramos. Es indispensable un Proyecto Nacional para construir una nueva República, y una nueva Constitución aprobada en Asamblea Constituyente que responda a esos retos. Los remiendos no llevan a ninguna parte.
Reiteramos: el Perú necesita  un gran cambio y una concertación para ese gran cambio, no para la repartija del poder como siempre ha ocurrido. La democracia es una aspiración permanente del pueblo peruano, pero la democracia liberal está agotada. Requerimos construir una democracia participativa y directa que haga de los peruanos los verdaderos dueños del Perú y su destino. Es indispensable, en suma: “Peruanizar al Perú”.
La lucha de los comunistas para hacer del Perú una sociedad mejor y superior, está regada con la sangre y el esfuerzo desinteresado  de miles de sus militantes. Nuestra historia es la mejor prueba de lo que somos y pensamos para el Perú. Por eso es que no aceptamos se pretenda vincularnos con el fujimorismo o con el terrorismo que el Perú conoció, a quienes no nos une nada. Tampoco aceptamos que se convierta en pretexto para promover un nuevo macartismo anticomunista. Nos sentimos orgullosos de ser comunistas. Jamás abdicaremos de nuestras convicciones socialistas. Si pretenden doblegarnos o aislarnos mediante el miedo, la represión o el control policiaco, se equivocan. Sabemos de planes dirigidos contra nuestro partido con ese fin. No estamos dispuestos a convertirnos en chivos expiatorios de las carencias, incumplimientos o errores de un gobierno que hace del continuismo neoliberal su virtud.
Somos gente de principios y de consecuencia con nuestras convicciones. Pero también somos realistas. Sabemos que un régimen como el actual, frágil, está sometido a presiones, comenzando por las expectativas de un pueblo al cual se le ofreció mucho y se le da poco o nada. La parálisis de la economía es una realidad incuestionable. La incertidumbre de la gente salta a la vista. La sensación de frustración se abre paso. No es responsabilidad nuestra, ni de los trabajadores, que sea así. El descontento de la población crece porque no encuentra un proyecto que le señale el camino a seguir ni la mano certera para conducir a un país que sale de la noche tenebrosa del fujimorismo.
Con el hundimiento del régimen fujimorista se abrió una oportunidad excepcional para abrir un nuevo curso para el país e ingresar, sobre bases nuevas, en el siglo XXI. Todo indica que esa oportunidad está por perderse una vez más. El Perú más que gobernantes necesita estadistas de la talla del Pachacútec original, el verdadero conductor que hemos tenido a lo largo de nuestra historia.  Es cierto que para manejar una situación tan conflictiva como es el Perú de hoy, se necesita orden y estabilidad. Pero el orden y la estabilidad se gana con la confianza y con la seguridad en un proyecto preciso. Esto es lo que no se siente. No habrá orden ni estabilidad cuando el rumbo es errático, cuando no se sabe con certeza a dónde vamos y cuál es el lugar que nos corresponde en el coche.
Estamos convencidos que el modelo de economía y sociedad neoliberal lleva al Perú al descalabro. Lo dijimos en todo momento y nos mantenemos firmes en ese criterio. Lo que el país necesita son grandes cambios y no el continuismo de algo que está fracasado porque no corresponde a las necesidades del Perú ni de su pueblo.  Cambio en la orientación de la economía dependiente y primario exportadora, en la construcción de una democracia que incluya como elemento fundamental la democracia participativa y directa, en la organización del Estado ahora  centralista y burocrático. No hay forma de insertarse con posibilidades de éxito en el siglo XXI sin producir estos cambios, todavía insuficientes desde luego, pero indispensables por el momento.
No participamos del gobierno del Dr. Toledo. No nos sentimos socios de su gestión. No porque nos agrade encontrarnos en la oposición, sino porque no nos sentimos representados en sus políticas, sobre todo de orden económico. Pero tampoco la nuestra es una oposición ciega. Nos proponemos hacer una oposición con alternativa, desde el pueblo y sus luchas.

Estimados camaradas, estimados amigos:
Luego del derrumbe de Izquierda Unida no es fácil sentar las bases para reconstruir la unidad perdida. La presencia del Movimiento Nueva Izquierda (MNI) en el escenario político nacional es un hecho importante y su próxima inscripción en el JNE le permitirá mejores condiciones para su desarrollo y acción política. Somos partidarios de un MNI abierto y no sectario, con fuerte organización en las bases, con propuestas claras para los diversos aspectos de la vida nacional. Al mismo tiempo, sabemos que el MNI es parte de la izquierda peruana, que su tarea es trabajar con firmeza para alcanzar la unidad esperada, de modo que tenga lugar una organización plural de izquierda de proyección nacional. Este es un objetivo alcanzable y necesario. Las condiciones trabajan favorablemente en esta perspectiva. El Partido dedicará mucha atención para contribuir a hacerlo realidad. Saludamos el éxito de su Primer Congreso Nacional que ha definido su estatuto, programa, orientación estratégica y sus políticas concretas, además de elegir su nuevo cuerpo dirigente encabezado por el compañero Oscar Felipe Ventura.

Tenemos la tarea de iniciar la organización de la Juventud Comunista. Sin la incorporación de los jóvenes y  los trabajadores a la lucha democrática, patriótica y socialista, y sin ganarlos a las filas del Partido, el nuestro no tendría futuro. Esta es una labor de fundamental importancia. Pero necesitamos forjar una juventud con elevados ideales, con consistencia teórica y programática, fuerte espíritu partidista, enraizamiento profundo en nuestra realidad, que encuentre en el Amauta el modelo de revolucionario que necesitamos. Apoyamos la organización juvenil del MNI y también a Juventud Popular, convencidos de que continuará avanzando en su definición ideológica y en su vinculación con los sectores juveniles de la sociedad.

Sabemos que nuestra raíz está en los trabajadores. Necesitamos volcar esfuerzos en esa dirección. No obstante debemos reconocer que muchas veces equivocamos el camino ganados por la espontaneidad del movimiento. Nos proponemos ir a los trabajadores como luchadores por el cambio social, como representantes del socialismo, desarrollando una intensa labor de propaganda y organización. Sigue siendo una tarea indispensable reconstruir el tejido sindical y popular fuertemente fragmentado y despolitizado.  Hagamos política de cara a las masas, en lugar de encerrarnos en nuestros cuarteles. Incorporemos con audacia nuevos contingentes en nuestras filas. Seamos capaces de elevar su conciencia al nivel de las grandes tareas que plantea el VII Congreso.

Cada día nos convencemos más de que es muy difícil avanzar sin desplegar una intensa lucha de ideas para exponer lo que pensamos y confrontar con lo que creemos opuesto a los intereses del Perú y el pueblo peruano.  Quien tiene la hegemonía ideológica y cultural tendrá ganada la batalla. Así de concreto. Lo nuevo que representamos jamás se abrirá paso sin un enorme esfuerzo de propaganda y de esclarecimiento en el terreno de las ideas, sin poner al desnudo mitos creados para perpetuar el actual sistema injusto y sin afirmar lo propio. El trabajo que realizó al respecto José Carlos Mariátegui es ejemplar. Pero esto requiere preparación del Partido y sus militantes, su capacitación teórica, intelectual y moral. El trabajo formativo de nuestros militantes y cuadros es, pues, de fundamental importancia.

Camaradas y amigos:

A la globalización capitalista neoliberal opongamos la globalización solidaria de los pueblos. El adversario es uno; uno también los intereses de los trabajadores y los pueblos del mundo, independientemente de sus singularidades nacionales, culturales, étnicas o religiosas. Hoy el capital se organiza a nivel planetario; los trabajadores, el pueblo de los distintos países, deben hacerlo también a escala planetaria. De Seattle a Génova y a Porto Alegre, tenemos una lección a continuar.

Esa es una de las razones por la nos oponemos a la incorporación del Perú en la Asociación de Libre Comercio de las Américas (ALCA) que, por requerimiento de los EE.UU., se viene cocinando desde l994. El ALCA responde a la estrategia norteamericana de afianzar sus espacios de influencia, no a la necesidad de  desarrollo de nuestras sociedades. ¿Que puede hacer América Latina en ALCA representando apenas el 12.5 por ciento de la producción de los Estados Unidos?. ¿Qué pueden hacer allí los países más pequeños y pobres cuando sus 7 economías principales producen el 95 por ciento del PBI de la región? En esa situación no habrá en absoluto igualdad de condiciones. Es la estrategia del tiburón para devorar las sardinas. Una decisión de tal envergadura no puede tomarse en secreto, sin que lo conozca siquiera el Congreso. Es indispensable que los diversos sectores de la sociedad peruana se pronuncien al respecto exigiendo un plebiscito nacional para que el pueblo peruano decida libremente.

No podemos dejar de expresar nuestro rechazo al Plan Colombia. El objetivo estratégico de los Estados Unidos en el área no es precisamente el tema del narcotráfico, cuando debiera ser así.  El núcleo de esa estrategia es el control de la amazonía y, en segundo lugar, eliminar cualquier amenaza a su hegemonía en la región, cuando se prepara para la lucha por esferas de influencia con otros centros de poder económico. Siempre hemos sostenido, y hoy nos ratificamos: Los problemas de Colombia deben resolverlos los  colombianos.

Camaradas y amigos:

El siglo XXI aguarda de nosotros grandes decisiones. Estamos convencidos que sabremos cumplir la responsabilidad que nos corresponde.

 

Seamos capaces de entender que tenemos al frente una posibilidad real para recuperar el protagonismo de la izquierda peruana y para reconstruir el movimiento obrero y popular.

 

Si queremos que el pueblo sea el artífice de la gesta que produzca los cambios que el Perú necesita, apoyemos con energía la revitalización de sus organizaciones naturales, de los frentes regionales, de las organizaciones sindicales, campesinas, juveniles, de género, étnicas, culturales, para avanzar con paso seguro hacia la conformación de la ASAMBLEA DEL PUEBLO, el foro de la democracia popular.

 

 Ratificamos, una vez,  más nuestra solidaridad militante con el heroico pueblo de Cuba y su revolución socialista, que encabeza el compañero Fidel Castro; con el pueblo chino, el Partido Comunista de China y su dirección que encabeza el compañero Jiang Zemin; con el pueblo de Corea, el Partido del Trabajo de Corea y su conducción que encabeza el compañero Kim Jong Il; con el pueblo de Viet Nam, el Partido Comunista de Viet Nam y su dirección que encabeza el compañero Nong Duc Manh; con el pueblo heroico de Palestina y su presidente Yasser Arafat;  con los trabajadores y pueblos del mundo que luchan contra el imperialismo, la globalización neoliberal,  por la independencia y el progreso social.

Unámonos aún más sobre la base del VII Congreso.
Sumemos las fuerzas de la izquierda y el movimiento popular.
Construyamos el gran frente democrático, patriótico y antineoliberal  para hacer realidad un Nuevo Curso para el Perú. 

¡Levantemos la bandera de  Proyecto Nacional y  una Nueva Constitución para una Nueva República!
¡Viva el Partido Comunista del Perú – Patria Roja!
¡Viva el socialismo!
¡Viva el pueblo peruano!

Familia Rabal
Avda. Valdencina, 33-A
Urb. Valdencina
28439 Alpedrete
Madrid
 
                       Alberto Moreno Rojas
                       Comité Central del  PC del Perú
                        (Patria Roja)                 
                                                                       
"Lo tengo bien pensado, amigos míos
un día me sentaré, la cara al viento
aquí junto al mar que vi de niño
y aquí bajo este sol, bajo este cielo
y oyendo vuestros pasos por mi lado
me dejaré dormir un largo sueño..."
                                                                       (Paco Rabal)
 
 
Con todo nuestro afecto y agradecemos vuestro sincero recuerdo
Teresa (manuscrito)
 
Un saludo fraternal, en el recuerdo
de la dignidad y coherencia de mi padre ¡Salud!
Benito (manuscrito)